Entrevista con Mónica y Lidia

Mónica: Lidia, ya llevamos algunos años desde que decidimos crear CORE consulting, ¿te parece que hagamos un poco de historia para que nos conozcan mejor?
Lidia: Me parece buena idea, ¿por qué no empezamos desde el momento que nos conocimos? ¿Te acuerdas?
Mónica: ¡Claro que me acuerdo! Por aquel entonces yo, desde hacía más de 4 años trabajaba en Camper. Había llegado desde el Departamento de Formación y Desarrollo de INDITEX a desarrollar las políticas de formación para el personal de tiendas.
Después de algún tiempo, asumí la responsabilidad de toda la gestión de los Recursos Humanos de las Tiendas Camper a nivel internacional. Fue entonces cuando recibí tú llamada en la que me planteabas un nuevo reto: asumir la Subdirección de Desarrollo, Liderazgo y Comunicación Interna de Spanair.
Mónica: ¿Te has planteado alguna vez por qué me llamaste y finalmente fui seleccionada para ese puesto?
Lidia: La verdad es que no fue difícil, en ese momento en Spanair estábamos viviendo un momento importante de cambio y crecimiento en la dirección de RRHH.
Después de muchos años centrados en tareas de selección y formación, necesitábamos poner en marcha el área de desarrollo de personas.
Después de conocerte personalmente, no tuve ninguna duda de que, además de la gran experiencia y conocimiento que nos aportabas, reunías una serie de características y valores como persona que, para mí, eran fundamentales: tu orientación al negocio aun viniendo de RRHH, tus ganas de emprender proyectos nuevos, tu compromiso por el trabajo bien hecho … Pero sobre todo, es que cuando saliste de la entrevista, ¡tuve claro que quería que trabajáramos juntas!
Mónica: Jajajaja ¡Yo sentí lo mismo! ¡Menos mal que me seleccionaste! Parece que ya visualizabas nuestro futuro juntas en CORE consulting.
Y recordando aquella época, en la Dirección de RRHH de Spanair y la enorme cantidad de proyectos que pusimos en marcha, Lidia ¿qué recuerdas con más satisfacción?
Lidia: Sin duda dos cosas, la primera el equipo: con mucho cariño y dedicación conseguimos crear un equipo de alto rendimiento capaz de enfrentarse a retos complicadísimos, manteniendo siempre la profesionalidad y la ilusión.
Y la segunda, el periodo en el cual pudimos desarrollar proyectos de gran impacto para la organización, ¿te acuerdas?: Los talleres de desarrollo de liderazgo para más de 250 directivos y mandos; los programas de identificación y gestión del talento; las políticas de selección, formación y comunicación interna; las políticas de retribución relacionadas con el desempeño, la encuesta de clima …
Mónica: Tienes razón, fue un periodo de aprendizaje brutal. Pero también hubo momentos difíciles ¿verdad?
Lidia: Es cierto, pero hasta de ellos hemos aprendido y, sinceramente, creo que son los que más nos han enseñado para nuestro trabajo actual en CORE. ¿No crees?
Mónica: Por supuesto… la recuperación anímica de una compañía tras un accidente terrible, los EREs, la deslocalización de las oficinas centrales en la que nosotras mismas nos quedamos sin trabajo.
Son sin duda, una experiencia que, por mucho que sepas que forman parte de las posibles labores de Recursos Humanos, nadie desea tener que llevar a cabo… Y, sin embargo, nos tocaron todas y todas intentamos llevarlas a cabo con la máxima profesionalidad y respeto. ¡Vaya que sí hemos aprendido!
Y con todo eso nos decidimos a montar CORE…

Lidia: ¡Sí! Al principio, nos costó mucho encontrar un nombre que reflejara la esencia de lo que pretendíamos que fuera nuestra empresa. Y surgió CORE. Escogimos este nombre y estos colores porque decía mucho de nosotras y de cómo queríamos trabajar con nuestros clientes, además de darnos la posibilidad de hacerle un guiño a Mallorca.

Fue este nombre y no otro porque COR significa “corazón” en mallorquín, el idioma de nuestra isla y CORE, en inglés, significa “núcleo”, “centro”. Nos gustó el juego que daba la palabra ya que, desde el principio, teníamos claro que nuestro propósito es trabajar en el corazón de las organizaciones a través de su núcleo, las personas.

Y ¿crees que ha sido así, Mónica? ¿Consideras, después de estos años, que realmente hemos conseguido llegar a trabajar en el núcleo de las organizaciones?
Mónica: Sin duda alguna. De hecho, a mí personalmente, aunque me encanta la formación, el desarrollo… lo que más me gusta de nuestro trabajo es cuando realizamos acompañamientos en procesos de cambio.
Aquellos proyectos de consultoría estratégica donde somos capaces de aportar, a lo largo de un periodo de tiempo, un valor esencial a la organización y los cambios son incluso visibles en la cuenta de resultados.
Y tú Lidia, ¿en qué proyectos te sientes más realizada?
Lidia: Además de los que comentas, en mi caso, disfruto mucho en proyectos de acompañamiento o coaching, desarrollando personas, tanto a nivel individual como de equipo.
Creo que es la esencia de nuestro trabajo.
Porque, incluso con clientes cuyo encargo inicial es desarrollar herramientas o procesos, al final, no solamente les aportamos la técnica sino que además contribuimos al desarrollo de los profesionales implicados en el proyecto.
Y tú Mónica, ¿crees que por eso nos vuelven a llamar nuestros clientes?
Mónica: Yo creo que tiene mucho que ver con el cómo hacemos las cosas, más que el qué. Me gusta pensar que se nota el cariño que ponemos en cada proyecto, aunque sea un curso de 8 horas. Como venimos del otro lado de la mesa, somos conscientes de lo que es estar en una empresa con dificultades. Sabemos lo fácil que es plasmar una idea sobre el papel y lo difícil que es llevarla a cabo.
Por lo tanto, aunque ofrecemos herramientas y conocimientos técnicos, como tantos otros consultores, creo que nuestro gran valor es que realmente nos sabemos poner a su lado, trabajando codo a codo con él.
Bueno, tal vez tengamos que preguntarles a ellos.
Lidia: Tienes razón. ¡Vamos a preguntarles!
Mónica: Espera, antes quiero decirte lo que más me gusta de ti. ¡Tú me has dicho por qué me seleccionaste!
Lidia: Jajajajaja. De acuerdo, nunca rechazo un cumplido si es sincero.
Mónica: De entre tus muchos valores, yo destacaría la actitud positiva que mantienes constantemente, tu gran capacidad de esfuerzo, de trabajo y, sobre todo, tu generosidad. ¡Es todo un lujo ser tu socia!
Lidia: ¡Gracias! Constato lo bien que sienta el reconocimiento.
Y ahora sí, preguntémosles a nuestros clientes. ¿Te parece?

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información AQUÍ.

ACEPTAR
Aviso de cookies